Estás aquí: Inicio » Consultoría Artesana » Mi experiencia en una “falsa” Comunidad de Práctica (#34)

Mi experiencia en una “falsa” Comunidad de Práctica (#34)

En estos momentos, estoy dándole fuerte al tema de las “Comunidades de Práctica”. Motivo principal,  estoy involucrada en una iniciativa de promover una de ellas.

Estoy leyendo el libro de Mª Jesús Salido, más conocida como @odilas en la red, que su titulo ya en si es muy sugerente:

“Comunidades de Práctica. Una metodología para Construir, Desarrollar y Fortalecer Redes de Conocimiento”

A destacar, sobre todo, que esta escrito desde la “vivencia” de varios casos reales en los que Mª Jesus ha participado junto con Amalio Rey. A los demás colaboradores, no los menciono, al no tenger la suerte de conocerlos personalmente. Por cierto, tanto @odilas como @arey, son para mi referentes y “maestros” a seguir, dentro del coléctivo de “Consultores Artesanos” #redCA.

Sobre el libro, tengo intención de dedicarle más espacio en mi blog, según lo termine.

Hoy lo que quiero es reflexionar sobre el tema “Qué es y qué no es una Comunidad de Práctica”  y hacerlo desde mi experiencia en el “Grupo de trabajo FI de AUSAPE”. Según voy leyendo el libro de Mª Jesús, descubro muchas de las cosas  que  hicimos, no muy bien.

Me remonto a 2001, por entonces yo estaba 100% involucrada, profesionalmente, al “mundo SAP”. Como muchas más empresas, en Mitsubishi nos habíamos “casado con el ERP de SAP” en 1998 y la relación estaba teniendo graves problemas. Ni corta ni perezosa, decidí ir al “psicólogo” a contarle mis problemas; Psicólogo = AUSAPE, Asociación de Usuarios de SAP España. Verdad que el nombre de AUSAPE,  en sí, puede empezar a asimilarse a una “Comunidad de  Práctica”. Empezamos con la palabra Asociación, “… entidad formada por un conjunto de asociados o socios para la persecución de un fin de forma estable”, por lo que va a ser que no es lo mismo.

Los comienzos de AUSAPE, no tienen nada que ver con lo que hoy en día es; la triste realidad era otra. Yo en plan jocoso, suelo decir que en los comienzos AUSAPE, para mi,  era una especie de “Alcohólicos Anónimos”. Si, se que suena muy fuerte pero era así, a SAP no le interesaba, por entonces,  escuchar a sus clientes, ¿para qué?, si vendía y mucho!!.

¿Os suena esto a algo? aquellos gloriosos años que se vendía y se compraba de todo, a lo loco; en fin!.

Como nuestro problema era bastante serio, por lo menos yo así lo considere, allí que me presente. Fue tal el interés e ímpetu, que empece en la Junta Directiva. Muy arriesgado, pero fue un gran acierto. Nos juntamos un grupo fabuloso,  con objetivos comunes y que tanto en lo profesional como en lo personal congeniábamos mucho. Arrancamos motores y los pusimos a tope, había mucho que hacer. La verdad que no exagero, en mi primera reunión de la Junta Directiva, uno de los temas era si “debíamos/podíamos”  dar una “copa de vino” al final de la Asamblea. No es broma, no teníamos dinero, ni apoyo y teníamos claro que aquello había que activarlo, si o si, por bien de todos: empresas, partners  y SAP España.

Anda que no han cambiado las cosas de aquella primera discusión ” copa de vino si, copa de vino no”, al día de  hoy que AUSAPE organiza  un Foro en Port Aventura de 2 días y asisten más de 300 responsables de empresas de España. Bueno, han tenido que pasar 12 años para que las cosas cambien, Ánimo!

Una de las iniciativas que propusimos a SAP España, desde la Junta Directiva en 2001, fue crear el “Grupo de Trabajo de Finanzas”. Existía ya un “Grupo de Trabajo de RRHH” y “mal que bien,” eran los que más cosas estaban consiguiendo  en la Asociación.

Yo entonces era vocal y además me acababa de sacar la certificación en FI-CO (Finanzas y Controlling”) como consultora de SAP. Os lo imagináis, “blanco y en botella”, me toco ser voluntaria, a dedo, para crear y coordinar el “Grupo de Trabajo de FI”.Comunidad de Prácticas

Ay @odilas!, otro gallo hubiera cantado si hubiera tenido tu libro a mano en aquella época. Según voy leyendo, sonrió por no llorar.

Primer gran problema, SAP España nos vio como enemigos. Después de mucho negociar y pactar con ellos, si, tuvimos que pactar mucho, nombraron a Victoria Golobart, gran profesional de SAP, pero un “hueso muy duro de roer” como representante de SAP en el Grupo. Como se lo he dicho a ella en más de una ocasión, es la persona con la que más he discrepado profesionalmente y con la que mejor me he  llevado personalmente.

Contexto a tener muy en cuenta, en AUSAPE hay dos tipos de socios: asociados de pleno derecho, “empresas que tienen SAP” y asociados especiales “Partners  implantadores de SAP”. Si amigos míos, el grupo era abierto para todos los asociados. Caldo propicio para las batallas campales que se formaban “reunión si, reunión también”. Los intereses profesionales estaban enfrentados la mayoría de las veces.

Por último, destacar, que no he aprendido tanto sobre un tema en concreto, ni he creado tantos contactos y amigos como en el Grupo de Trabajo de FI. Como siempre, no todo fueron espinas.  En este caso, una vez más, mi paso por la Junta Directiva de AUSAPE, fue una “Hermosa Rosa, llena de Espinas”. Rosa de la que tengo un grato recuerdo y lo mejor de todo, grandes amigos.

Pues con esta experiencia y alguna otra que iré comentando, aquí me teneís, super ilusionada en sacar adelante la iniciativa de abordar una “Comunidad de Practica” en Gestión de Proyectos en el País Vasco. Ya os iré informando si conseguimos  formar grupo y entre todos convertir la iniciativa en proyecto.

4 Comentarios

  1. Hola Ana, todos hemos ido aprendiendo así, y en realidad, tampoco hay fórmulas mágicas, pero al final de mucho insistir, equivocarse, reinventar, crear y deshacer, se van llegando a ciertas conclusiones.
    Me alegra mucho que este libro te ayude. A nosotros nos ayudó mucho escribirlo, poner notas en limpio, conocimiento en valor para otros.
    Ya nos irás contando en esta generosidad con la que has empezado a relatar tu historia.
    Gracias por compartir!!

    • Hola Odilas, efectivamente, es como aprendimos de pequeño y no nos fue nada mal, ¿verdad?: “caernos, levantarnos, caernos….pero sin dejar de aprender cosas nuevas todos los días”.
      Como bien dices, para mi seguir vuestros pasos de “Consultores Artesanos” me esta sirviendo para poner muchas notas en limpio. Según os voy conociendo y aprendiendo día a día de los promotores de la “Consultoría Artesana” en España, me voy aclarando más: Por qué? Para qué? y cómo? ir haciendo las cosas. Tan solo llevo un mes y medio en esta nueva aventura y hay momentos que me parece que llevo una eternidad.

      ¿Será que tenia tantas ganas de trabajar de una forma distinta y no sabía como?. Ahora si lo se y como te comente en el “I Foro de #redCA” en Bilbao, aquí me tienes, empezando a recorrer mi camino de “Consultora Artesana”.

      Muchas gracias a tod@s vosotros!!!, #redCA, y muy especialmente a los pioneros, que como hermanos mayores, os ha tocado el duro trabajo de abrir y allanar el camino.

  2. Hola, Ana:
    Gracias por la mención y por compartir tu historia. De acuerdo con María Jesus que en esto se aprende haciendo,y que es lógico que cometamos muchos errores. En el caso que cuentas, habia el problema añadido de gravitar todo en torno a un proveedor, a una marca, que lógicamente va a intervenir, y no siempre bien. Ahi la “iniciativa autonoma” es bastante mas complicada. Pero en todo caso, hay que intentarlo.
    Por cierto, mi paticipación en el libro fue pequeña. El gran mérito lo tiene @Odilas, su verdadera autora..
    Un saludo :-)

    • Pues si, Amalio. El gravitar alrededor de un gigante como SAP requiere de mucho esfuerzo y que decir de la “atracción” que ejerce. Con el añadido de coordinar e intentar “complacer” a más de 200 empresas, todas ellas de tamaño considerable.

      Lo dicho, para mi, fue una experiencia muy positiva. He compartido el caso, como reflexión de, qué es una Comunidad de Práctica (CoP) y qué no es. Como en otras muchos modelos, relativamente nuevos, no todo es nuevo. Si hablamos de CoP “puras”, creo que sois pocos los que podéis aportar y compartir experiencias reales. Sin embargo, si analizamos situaciones similares, esto nos permite recorrer caminos que no son del todo desconocidos.

      Sobre el libro, seguro que cada uno de los colaboradores habéis aportado vuestro granito de arena. Por cierto, me acabo de dar cuenta que también conozco a otro más, Julen Iturbe. mira que olvidarme del Consultor Artesano de mi tierra, ya me vale!

      Amalio, gracias a vosotr@s por hacernos de guías a los que “transitamos” todavía con la “L”.

      Salu2

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.