Estás aquí: Inicio » Consultoría Artesana » Estilo de Liderazgo OPORTUNISTA (#225)

Estilo de Liderazgo OPORTUNISTA (#225)

Si ejercer el liderazgo puede definirse como el movilizar a las personas en la consecución de la visión o de los objetivos y metas específicos (de su área, departamento, o incluso de un equipo de trabajo temporal), una de las tareas principales será el conseguir la alineación entre la visión, la estrategia y los objetivos específicos de personas y equipos, en cada caso al nivel al que le corresponda, asegurándose que todos conocen, entienden y han interiorizado y hecho suya esa perspectiva a largo plazo.”

Liderazgo Avanzado Euskalit

Liderazgo OPORTUNISTA

                                                           Estilo Liderazgo OPORTUNISTA

No tengo yo nada claro que el líder OPORTUNISTA tenga en cuenta lo de la alineación entre la visión, la estrategia y los objetivos específicos de personas y equipos.

“El beneficio personal es la única motivación de la persona que practica este estilo. El oportunista no piensa en la empresa. Actúa como un camaleón ya que se adapta a cada situación y en función de quien sea “la víctima seleccionada” actúa en consecuencia. De esa manera, puede ser duro con un subalterno, con otro puede ser amistoso, y con un tercero usar un estilo distinto. Su propósito es manipular a una o a varias personas seleccionadas para obtener el beneficio de esas relaciones.
No es fácil identificarle a primera vista porque es muy habilidoso y controla la información de manera que nadie puede llegar a descubrir sus verdaderas intenciones”.

Este tipo de líder suele ir acompañado de un CV colmado de medallas obtenidas en las distintas  “batallas” en las que ha participado. Por supuesto que no le importa la cantidad de víctimas que ha dejado atrás en su brillante carrera profesional, el luce con mucho orgullo cada una de “sus medallitas”. Son perfiles muy valorados por las grandes empresas y por muchos headhunters que ofrecen CV al peso. En mis 16 años trabajando en Madrid me ha tocado “convivir” con alguno de ellos y la estela que van dejando a su paso es muy costosa sobre todo a nivel emocional. Su carrera profesional ascendente es fruto del número de cabezas que va pisando y que le sirve de “escalera”. Lo peor de todo es que en el mercado laboral son los mejor cotizados y  sus altísimos sueldos hacen de “efecto reclamo”. No dejan de ser los protagonistas de la “cultura del pelotazo“.

Personalmente me es muy difícil trabajar junto a ellos y menos ser “sus amiguitos”. Gracias a este tipo de líderes a mi me ha quedado muy claro lo que no quiero ser a nivel profesional.

Ya llevamos tres estilos: el AUTORITARIO, el PATERNALISTA y el OPORTUNISTA, aunque nos quedan todavía cuatro, el siguiente es el CONSERVADOR que me da a mi que no va a subir mucho la media. Mi opinión es que, por ahora, andamos algo alejados del “aprobado” y que nos quedan muchos deberes por hacer en temas de liderazgo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.